PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm
Junta Extremadura

Archiletras

Cristian Olivé

24 Sep 2020
Compartir
Firmas

REACCIONANDO a los TÍTULOS de YOUTUBE

El clickbait es un ciberanzuelo tan común en Youtube que los usuarios de la red social están más que hartos de dar clic a vídeos con títulos sensacionalistas cuyas expectativas son más bajas que los contenidos que ofrecen. Pero, ¿tienen los títulos de Youtube características que se repiten a lo largo de los distintos canales? Lo cierto es que sí. Ahí van algunas:

Al parecer, los títulos EN MAYÚSCULA reciben un mayor número de visitas, porque son más vistosos. Los youtubers también juguetean con la mezcla de mayúsculas y minúsculas para destacar solo aquello que les interesa. Por ejemplo, es indudable hacia dónde se dirigen nuestros ojos ante el título Creando el TELÉFONO PERFECTO.

Sin embargo, mucho me temo que en el lenguaje youtuber los nexos, los demostrativos y otros términos breves no merecen mayor relevancia y suelen relegarse a la minúscula, como en Las 10 LOCURAS más INCREIBLES de ENTRENADORES. Quiero expresar públicamente mi más absoluto respeto por todas estas palabras que no llevan mayúsculas. Mucho ánimo.

No solo las mayúsculas y las minúsculas sirven para destacar lo que de verdad importa en el título de un vídeo. El símbolo asterisco parece que ha adoptado un nuevo significado en Youtube ya que, escrito delante y detrás de un texto, sirve para concentrar toda la atención (JUGANDO CON *NUEVO* MUÑECO DE NIEVE). Quizá no sea casual que el doble asterisco sea el mismo mecanismo con el que podemos enviar un mensaje en negrita por WhatsApp.

Los signos de puntuación también acentúan el valor de los títulos, aunque en este caso los youtubers acostumbran a hacer la vista gorda en cuanto a la norma, ya que los multiplican a placer en una misma oración y los sitúan solo al final (ME HA TOCADO MESSI!!!!!). Ojo, que los más atrevidos también osan dejar un espacio entre la última palabra y el signo de interrogación que viene después (MI PRIMERA VICTORIA SOLO EN FORTNITE !!!). No sé qué pensará la Fundéu de esta modernidad…

Para disgusto del sector editorial, el uso abusivo del gerundio, que sigue el patrón anglosajón, se ha extendido como la pólvora. Incluso en ocasiones se puede rizar el rizo y duplicarlo en un mismo título (REACCIONANDO a ESTRELLAS del FÚTBOL HUMILLANDO a OTRAS ESTRELLAS con PAPI GAVI). Así pues, ejemplos como AYUDANDO A LOLITO, PROBANDO TRUCOS MUY RAROS DE INTERNET o Pintando un MEME en mi PUERTA a las 4:00 am demuestran de sobra que los gerundios pisan fuerte y han llegado para quedarse.

Hay palabras que se repiten a menudo al inicio de los títulos de Youtube. Son aquellas que expresan modo o proximidad a los hechos que se van a contar. El adverbio así tiene una presencia casi desbordante en la mayoría de canales y todo hace presagiar que ejemplos como ASÍ fue MI OPERACIÓN DE HERNIA o ASÍ REACCIONÓ MI MADRE AL VERME DESPUÉS DE MEDIO AÑO despiertan el interés de los usuarios más cotillas. Si hay otro modo de generar curiosidad es mediante el uso de los demostrativos, ya sean determinantes o pronombres. Sin duda, títulos como Este fue mi ÚLTIMO vídeo antes de la POLÉMICA… o Mi hermana decide mi partida de Fortnite y pasa esto… ESTA no pueden generar más hype (expectación, perdón).

Todo el mundo sabe que no hay mejor estrategia para animar a alguien a que haga una trastada que prohibiéndosela. Los youtubers son conscientes de ello y titulan muchos de sus vídeos con imperativos que prohíben justo lo que quieren que sus seguidores hagan. En estos casos, no hay retórica que valga cuando la persuasión se consigue con un simple NO VEAS ESTE VIDEO!!! Hay verbos que han adoptado un nuevo cariz en Youtube. De hecho, reaccionar ya no es solo ‘actuar por efecto de un estímulo’, sino que es también ‘despertar el interés de los usuarios de la red social’. Adoptando sobre todo la forma del gerundio, el verbo reaccionar es uno de los verbos más presentes en los títulos de los vídeos, como por ejemplo REACCIONANDO A VUESTROS SECRETOS *muy fuerte* o REACCIONANDO A TIK TOKS.

¿Y qué se puede decir de cómo son las anécdotas que nos cuentan los youtubers? El exceso de adjetivación es una de las marcas de la casa como también lo es el uso casi desmedido del grado superlativo para enfatizar la información todavía más si cabe. Todo es épico o muy épico; grande o grandísimo; o inconfesable o lo más inconfesable. ¿Cómo contar algo bueno que nos haya pasado? Pues fácil: EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA. Por no hablar de la influencia del inglés a la hora de colocar de manera reiterada los adjetivos delante del nombre.

También es frecuente que los youtubers publiquen vídeos lanzando interrogaciones sugerentes a sus seguidores, aunque otra de las estrategias para atraer el clic más esperado es aquella de dejar los títulos a medias o con menos información de la esperada. ¿Quién podría resistirse a ¿CÓMO REACCIONAN MIS PERROS AL VER UNA PARED INVISIBLE? o MANGEL PISA UNA MINA Y…? En Youtube importan mucho los contenidos, pero también las acciones que los generan. Por eso, las construcciones sintácticas en las que el sujeto aparece detrás del verbo son predominantes. Lo que primero que se lee es, por tanto, la acción: VUELVEN LOS TRAUMAS o NOS INTENTA RAIDEAR TODO EL SERVIDOR!!

Youtube ha generado un vocabulario propio que los usuarios conocen al dedillo. Un vlog, con la mezcla de las palabras vídeo y blog, es una tipología de vídeo en la que los youtubers detallan su día a día; en un haul muestran sus compras y las explican de forma detallada; un room tour sirve para mostrar y describir los rincones más recónditos de su habitación, parecido al closet tour, pero en este caso dicen cómo es el armario. En Youtube, más que retos hay challenges, y más que consejos hay tips. Los youtubers suelen relatar cosas sobre ellos, pero si los astros se alinean hasta pueden ser los propios seguidores los que les sugieran preguntas indiscretas. Dichos vídeos se titulan Preguntas y respuestas y suelen llevar las siglas del inglés Q&A.

En definitiva, los youtubers se las saben todas para viralizar sus vídeos. Desde destacar la información con mayúsculas, neutralizar los gerundios y hasta usar adjetivos de forma atropellada. Pero cuidado: titularlos de forma engañosa puede tener consecuencias devastadoras. Un seguidor se mantendrá fiel si se le miente solo un poco…

 

Este artículo de Cristian Olivé es uno de los contenidos del número 7 de la publicación trimestral impresa Archiletras / Revista de Lengua y Letras.
Si desea suscribirse o adquirir números sueltos de la revista, puede hacerlo aquí https://suscripciones. archiletras.com/

+ DE ESTE AUTOR

REACCIONANDO a los TÍTULOS de YOUTUBE

Cristian Olivé

Leer >

REACCIONANDO a los TÍTULOS de YOUTUBE

Cristian Olivé

Leer >

REACCIONANDO a los TÍTULOS de YOUTUBE

Cristian Olivé

Leer >