PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm

Archiletras

deslenguados

Prodigios de la naturaleza

Óscar Esquivias
20 marzo 2019

El balanceo característico de la cola de los zorros se llama hopeo. ¡Qué maravilla que exista una palabra para definir algo tan hermoso! Sin embargo, el canto del mirlo carece de nombre específico, y lo mismo sucede con el baile de la hoja del chopo al desprenderse de la rama. ¡Hay que poner remedio a esto!

Compartir

@Luis_de_Gongora

Daniel Díaz
13 marzo 2019

Me pregunto cómo actuarían los poetas clásicos en estos tiempos de redes sociales. ¿Se harían llamar poetuiteros? ¿Crearían nuevas composiciones para adaptarse a los 280 caracteres? ¿Se mantendrían fieles a su formato insertando capturas de pantalla? ¿Publicarían sus poemas más extensos en forma de hilo? ¿Adjuntarían gifs para ganarse al lector millenial?

Compartir

Las comas y el azar

Daniel Díaz
20 marzo 2019

Quiero entender que algunos ceden el uso de las comas al azar. Escriben sus textos en bruto, lanzan un puñado de comas al aire y, allá donde caigan, se quedan. Algunas veces caen donde procede, pero otras, debido tal vez a un golpe de viento, acaban en cualquier parte. Sugiero que, antes de escribir, comprueben si corre el aire chupándose el dedo.

Compartir

Cartografía nilótica

La Y es un mapa secreto del Nilo. Los niños, cuando aprenden a escribir, trazan esta letra con un delicado bucle inferior para evocar el misterio de sus fuentes. Luego llega su largo fluir hacia el Norte hasta bifurcarse en el delta. Los niños listos saben que allí está Alejandría y se acuerdan de su biblioteca y de Cleopatra.

Óscar Esquivias
Compartir

Palabras huecas

Lo peor de las «Fake news» (bulos difundidos en redes sociales, portales de internet, prensa o radio cuyo objetivo es la desinformación) no es sólo que generen realidades paralelas amoldables al gusto de cada consumidor. Lo peor es que el sentido y el poder de las palabras se diluya hasta valer apenas nada.

Daniel Díaz
Compartir

La última palabra

Los diccionarios de la Real Academia han terminado siempre su elenco con «zuzón». Durante muchas décadas los académicos decían que era un planta, sin precisar exactamente cuál, hasta que en 1817 la identificaron con la hierba cana y ahí sigue, florida en el último borde del idioma, frente al vacío de lo innombrado.

Óscar Esquivias
Compartir

No leas esto

Si crees que leer no sirve para nada, que los libros son una pérdida de tiempo y eres de los que prefieres esperar a que salga la peli, pregúntate por qué cada vez que intentas explicar tus conflictos personales o expresar tus sentimientos, sueltas frases del tipo: «Tengo aquí como una especie de… bufff… así como por dentro, que… uff».

Daniel Díaz
Compartir

Cupido pasó por allí

En el 'Diccionario de autoridades' de 1732, la Real Academia afirmaba muy seria al definir «enamoramiento»: Es voz antigua y de poco uso. A mí me enternece leer esto. ¿Qué pasó luego? ¿Volvió a florecer la palabra en los labios de los académicos y por eso perdura? ¿Se enamoraron todos? ¡Qué misterio!

Óscar Esquivias
Compartir

El silencio que viene

Podría resumir toda mi infancia con un solo sonido: “Burrúm, burrúm”. Era yo, emulando el ruido de un motor de combustión al tiempo que arrastraba coches de juguete por el suelo. Mucho se habla ahora del vehículo eléctrico, pero nadie ha reparado en la orfandad sonora de esos niños del futuro, arrastrando coches en completo silencio.

Daniel Díaz
Compartir

Mediación internacional

El conflicto sobre Macedonia quizá tenga una solución lingüística. Si, en vez de «Macedonia del Norte», el país decidiera llamarse «Al Norte de Macedonia», podrían disiparse las suspicacias griegas. A mí este topónimo me suena muy poético, como de leyenda, de país entre montañas al que apetece viajar.

Óscar Esquivias
Compartir

Confianza o desidia

Los hay que prefieren mantener desactivado el corrector ortográfico del móvil. Sólo encuentro dos motivos: o bien porque confían tanto en su destreza léxica que no necesitan herramientas correctivas, o porque han sucumbido a la desidia de escribir una “k” en lugar de un “que”. En cualquiera de los casos, yo no me fiaría de esa gente.

Daniel Díaz
Compartir