PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm
Junta Extremadura

Archiletras

deslenguados

Ojito conmigo

Óscar Esquivias
10 agosto 2020

«Trastocar» y «trastrocar» tienen aire de familia y la gente saluda equivocada al uno por el otro si los ve por la calle. Con ellos las confusiones no son graves, pero «infringir» e «infligir», que también parecen primos, se ofenden mucho si no se les distingue bien, así que hay que tener cuidado con ellos.

Compartir

Veredicto: Pulpable

Daniel Díaz
6 agosto 2020

Crecí con la expresión: “Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo», aunque siempre entendí «gajo» (parte divisible de la pulpa) en lugar de «grajo», ave cuya existencia desconocía. Pensaba que lanzar gajos de naranja era un ritual para anunciar la llegada del frío. Luego, cuando conocí la verdad, me invadió un extraño sentimiento de pulpa.

Compartir

Suspense…

Óscar Esquivias
30 julio 2020

Los puntos... suspensivos, según algunos..., dan un aire de… misterio… a las… frases... Edgar Allan Poe era de esta opinión y los usaba en abundancia. A veces, en vez de los tres reglamentarios, ponía hasta dieciséis, en fila india, como una columna de expedicionarios que avanza sigilosa hacia…………….

Compartir

Saludos cordiales

Me asombra el carácter poético de la raíz latina «cordis» (corazón) en sus múltiples derivadas. «Recordar» es «pasar de nuevo por el corazón». «Acordar» es «unir los corazones» y «cuerdo» vincula el corazón con la inteligencia y los sentimientos. Supongo, por tanto, que sus antónimos tenderán a la arritmia o el infarto. Cuídense.

Daniel Díaz
Compartir

En un lugar del Atlántico

Napoleón leyó el Quijote en su destierro de Santa Elena. En aquella ínsula remota, enfermo, ¿no sospecharía que, de joven, el sol de Ajaccio, el poco dormir y el mucho leer crónicas militares le secaron el cerebro? ¿Pensó quizá que nunca fue emperador, ni existió Waterloo, y que la lucidez le volvía solo para bien morir?

Óscar Esquivias
Compartir

Se alinearon los astros

Parece de conjunción sideral que dos de mis manjares favoritos, el jamón y la gamba, provengan de la misma raíz latina «camba» (en francés «jambe», que derivó en «jamón») y cuyo significado es «pierna de animal». Dicho lo cual, acabo de entender por qué meter la pata y meter la gamba son la misma cosa. Cuarenta y dos años tengo.

Daniel Díaz
Compartir

San Sebastián

En Cuenca hay tanto fervor por Sebastián de Covarrubias, que se celebra el aniversario de su muerte con una misa solemne en la que el deán lee las definiciones más inspiradas del 'Tesoro de la lengua castellana o española'. Luego el cabildo va en procesión hasta su tumba y da tres vivas a la Lexicografía.

Óscar Esquivias
Compartir

Matar el tiempo

No conozco expresión más triste que «matar el tiempo». Como si la vida apenas consistiera en un puñado de momentos separados por huecos vacíos. Existe, de hecho, una enorme y lucrativa industria destinada a «matar el tiempo» y gente capaz de pagar para comprimir la utilidad de su existencia: Seres que pagan para no ser.

Daniel Díaz
Compartir

No abras a nadie

Mi madre era muy miedosa y, si oía ruidos sospechosos, se acercaba con sigilo a la mirilla de la puerta y se quedaba allí quieta y expectante. En América llaman «ojo mágico» a la mirilla, expresión que me parece preciosa. Hoy pienso que quizá mi madre veía al otro lado ogros o monstruos y me protegía de ellos.

Óscar Esquivias
Compartir

Hallarme contigo

«Echar de menos» tiene su origen en la frase gallego-portuguesa «achar de menos», que significa «sentir la ausencia» o, literalmente, «hallar menos de algo». Fue adoptada al español con el verbo «echar» por su similitud fonética con «achar» («hallar»). Por eso, tal vez, cuando no estás, pierdo el norte y no me hallo.

Daniel Díaz
Compartir

Desnudez

Era un señor tan pudibundo que en invierno no salía de casa porque todos los árboles estaban desnudos de hoja. Escribía airadas cartas al director del periódico local pidiendo al ayuntamiento que los talara o, al menos, los cubriera con lonas: Quien quiera ver guarradas, que se vaya al campo.

Óscar Esquivias
Compartir