PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm

Archiletras

13 Ene 2020
Compartir

Por la boca muere el malo

Detrás de cada palabra hay un rastro lingüístico que puede delatarte

Sheila Queralt

Perito en lingüística forense. Con mis análisis científicos de la lengua contribuyo a cazar delincuentes.

Un rapero, un estribillo y un lingüista forense entran en un… anuncio

Ya han empezado las rebajas de enero y seguimos con las campañas de anuncios de maquillajes, accesorios, juguetes y (¡cómo no!) perfumes. ¿Te has fijado en la canción de la  campaña de las colonias One Million y Lady Million de Paco Rabanne?  

Se trata de la popular canción de Rapper’s Delight del grupo The Sugarhill Gang que el año pasado cumplió  nada más ni nada menos que 40 años. Pero no hablo de esto porque me guste o no esa canción o su anuncio en blanco y negro, sino porque en el mundo de la lingüística forense no es solo una canción; es un caso. 

Hace unos años, el grupo The Sugarhill Gang demandó a Las Ketchup (¿te acuerdas de ellas?) por el parecido entre su canción Rapper’s Delight y Aserejé. Sí, sí, como lo oyes. Venga, escúchalas con atención y después te cuento.

¿Qué? ¿Te parecen iguales? A la mayoría, seguro que no. En este caso, se solicitó una pericial lingüística, la cual determinó que sí, que efectivamente había una recreación del estribillo de Rapper’s Delight en Aserejé. Pero no. También determinaba que no se podría considerar un plagio porque se introducía en forma de parodia y, además, se trataba de una cita, porque en la misma canción se dice que se va a cantar otra:

«On the spot always around twelve

Plays the mix that Diego mezcla con la salsa

Y la baila and he dances y la canta

 

Aserejé, ja deje tejebe tude jebere

Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí»

Y ahí empieza el estribillo de Aserejé, que, como te digo, es de algún modo el de Rapper’s Delight… pero no. Te preguntarás que cómo puede ser, si tú creías que eso de aserejé no quiere decir nada… Pues ese es otro de los motivos para que no podamos considerarla un plagio desde el punto de vista lingüístico: aserejé no tiene ningún sentido, ni en español ni en inglés. Se ha transgredido la relación entre el significante y significado y no se reconoce como una unidad de los sistemas lingüísticos inglés o español. 

Así que, como puedes ver, los lingüistas forenses también sacamos a relucir nuestro lado más salsero a veces y analizamos la letra de canciones para determinar si se han producido de forma independiente o pueden ser acusadas de plagio musical.