PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm

Archiletras

09 Jul 2019
Compartir

Errores correctos

Miscelánea de los desvíos de la norma que, por descuido o por ignorancia, cometen los periodistas. Los aciertos no están aquí pero son muchos más.

Alberto Gómez Font

Lingüista, miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, ex director del Instituto Cervantes de Rabat y ex coordinador de la Fundéu.

Bajo el punto de vista

«Dígase desde el punto de vista».

Así de parco era el aviso que aparecía en el Manual de estilo de la Agencia Efe allá por la década de los años 70 y 80 del siglo XX, y esa sugerencia/orden se mantuvo en las sucesivas ediciones de Manual de español urgente, si bien en los últimos tiempos se optó por cambiar el «dígase» y poner en su lugar algo menos imperativo: «Prefiérase…».

Y en esos libros —y en otros parecidos— se decía eso porque lo de bajo (debajo) no parecía muy adecuado con el «punto de vista» a no ser que observáramos las cosas agachados o mirando por debajo de la mesa…

Mas hete aquí que ocurrió lo de siempre: a todo el mundo —menos a los correctores y a la gente cuidadosa— le dio por decir eso de «bajo mi punto de vista», «bajo ese punto de vista», etc., y llegó el momento en el que los lexicógrafos no tuvieron más remedio que incluir esa acepción en la palabra bajo

Así, en el Diccionario panhispánico de dudas (2005) de dice que «bajo puede significar ‘desde un enfoque u opinión determinados’: «Bajo mi punto de vista, no hay razones para preocuparse».

Y en la penúltima edición del Diccionario de la lengua española (2001) de dice que bajo puede significar ‘desde un enfoque u opinión’, como en «Trataremos el asunto bajo otro punto de vista.