PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm
Junta Extremadura

Archiletras

13 Feb 2020
Compartir
Estados Unidos

Para los hispanos en los EE. UU. la educación bilingüe es un plus y no un atraso

EFE

Un nuevo estudio refuerza la idea de que la educación bilingüe no solo no retrasa a un estudiante que está aprendiendo un idioma, como ocurre con escolares hispanos que no hablan inglés, sino que a la larga produce beneficios que exceden las metas iniciales

Una investigación del Consorcio de Investigaciones Escolares de la Universidad de Chicago refleja que una gran mayoría de estudiantes que al iniciar la escuela solo hablan español, cuando llegan al octavo grado dominan a la perfección el inglés y en cuanto a logros académicos en algunos casos superan a sus pares monolingües.

La investigación, realizada a largo plazo a estudiantes entre la etapa preescolar y el octavo grado, muestra incluso que hacia el quinto grado el 76 % de los estudiantes aprendices de inglés se vuelven competentes en este idioma, mientras que el 80 % lo logran en el octavo grado.

Marisa de la Torre, investigadora senior y directora del consorcio de la Universidad de Chicago, dijo que los hallazgos contradicen los resultados de otros estudios que señalaban que estos estudiantes en las escuelas del país están atrás de sus pares angloparlantes, a los que nunca llegan a superar.

«Ninguno de esos mitos es verdad», dijo De la Torre, quien resaltó que la investigación del centro que dirige por primera vez analizó el desarrollo a largo plazo de los estudiantes cuya lengua materna no es el inglés, a diferencia de otros estudios que analizan el progreso en un momento específico.

«Siguiendo a los estudiantes a través de los años, se demuestra que los que están aprendiendo inglés y mantienen su español logran resultados muy similares», resaltó la investigadora, quien se opone a la creencia de que mantener el español entre los estudiantes hispanos perjudica su progreso académico y el aprendizaje del inglés.

«Los programas de idioma dual han demostrado que la lengua natal les ayuda a aprender en inglés», destacó.

Rebecca Vonderlack-Navarro, del Foro Hispano de Políticas, organización con sede en Chicago y que fue coauspiciadora del estudio, destacó que los resultados confirman que a la larga «muchos estudiantes hispanos suelen llegar al éxito en sus vidas».

«Este estudio está demostrando que la educación bilingüe sí funciona», recalcó la encargada de Política Educacional e Investigaciones del foro hispano.

Por su parte, María Carmona, maestra y coordinadora del programa bilingüe en la escuela Shields, ubicada en el barrio Brighton Park de Chicago, dijo que ha visto muchas historias de éxito a lo largo de su trayectoria en las Escuelas Públicas de Chicago.

«Te podía dar una lista que no termina. Por eso tengo una fuerte creencia de que el aprender inglés no debe reemplazar al idioma natal», dijo la maestra, quien no ve la educación bilingüe como «una anomalía» sino como algo muy positivo: «Hay más evidencia de que el bilingüismo es una ventaja y no una carga».

En el país hay 4,9 millones de estudiantes que entran en la clasificación de aprendices de inglés (English Learners), según el Centro Nacional de Estadísticas de Educación y en base a datos de 2016, una cifra que constituye el 9,6 % de la población estudiantil en la red nacional de escuelas públicas.

Entre los retos que enfrenta la educación bilingüe en la actualidad está la «escasez crítica» de maestros certificados bilingües, como dijo Jan Gustafson Corea, jefa ejecutiva de la Asociación de California para la Educación Bilingüe (CABE, en inglés).

Opinó que el estudio de Chicago va en la línea de otras investigaciones que revelan que la educación bilingüe es «vital» para los hispanos y otras minorías y, por ende, debería recibir más subvenciones. «Definitivamente, son resultados que nosotros hemos visto», precisó.