PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm
Junta Extremadura

Archiletras

03 May 2019
Compartir
Argentina

Alicia Zorrilla, elegida presidenta de la Academia Argentina de Letras

Redacción

Reemplaza a José Luis Moure y es la segunda mujer presidenta de la AAL

La profesora Alicia María Zorrilla fue elegida presidenta de la Academia Argentina de Letras (AAL) para los próximos tres años, según fuentes del organismo.

De 70 años, Zorrilla es doctora en Letras y licenciada en Filosofía y Letras, así como profesora especializada en Castellano, Literatura y Latín, y pasará a liderar la AAL tras haber ejercido como vicepresidenta los últimos nueve años y secretaria general entre 2007 y 2010.

Reemplaza en el cargo a José Luis Moure, quien, a su vez, fue elegido para ocupar el cargo de vicepresidente, mientras que Rafael Felipe Oteriño fue ratificado como secretario general.

Zorrilla es la segunda mujer presidenta de la Academia, tras Ofelia Kovacci, que la encabezó desde 1999 hasta su muerte en 2001.

La Academia, que se encarga del estudio y preservación del idioma castellano en Argentina, se fundó el 13 de agosto de 1931 en Buenos Aires por decreto del entonces presidente provisional de la Nación, José Félix Uriburu, y del ministro de Justicia e Instrucción Pública, Guillermo Rothe.

Poco después se celebró una reunión de escritores en la que se estableció el cuerpo académico, y en 1935 se decidió denominar cada uno de los sillones académicos, hasta un máximo de 24, con el nombre de un escritor relevante del país.

La AAL, que integra la Asociación de Academias de la Lengua Española, tiene en la actualidad una veintena de académicos de número, además de otros académicos honorarios y correspondientes.

Además de las publicaciones que emite de forma habitual, la institución concede dos premios: uno dirigido a los mejores graduados en las carreras de letras de las universidades argentinas y otro destinado a los autores más destacados en narrativa, poesía y ensayo, otorgado en años alternos a cada uno de estos géneros.