PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm

Archiletras

efemérides

Hace 69 años...

El poeta chileno Pablo Neruda publica ‘Canto general’

Canto general es el décimo poemario de Pablo Neruda, premio Nobel de literatura chileno, publicado por primera vez en México, en los Talleres Gráficos de la Nación, en 1950, y que empezó a componer en 1938. Con pocas semanas de diferencia, se imprimió y circuló en Chile una versión clandestina, con pie de imprenta ficticio (Imprenta Juárez, Reforma 75, Ciudad de México), a cargo de Américo Zorrilla y del ilustrador José Venturelli.

La edición original que salió en México incluyó ilustraciones de los muralistas mexicanos Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

La impresión supuso una labor complicada y trabajosa, que además debió contemplar un sinnúmero de precauciones con el fin de evitar ser detectados por la policía del gobierno de González Videla. Cada etapa del proceso fue encargada a un operario distinto y realizada en un lugar diferente. Se prefirió el uso de papel corriente para no dejar huella haciendo un pedido especial a alguna empresa papelera. Asimismo, se utilizaron matrices de linotipia en desuso, que los aparatos de inteligencia del estado no pudiesen rastrear. El resultado fueron 5 mil ejemplares de 468 páginas, cuyo formato resultó sumamente audaz para una publicación ilegal: 27 x 19 cm.

Neruda explicó en sus memorias que consideraba Canto general como su libro más importante. Lo concibió como un «proyecto poético monumental» que aborda la historia de Latinoamérica siguiendo los antiguos cantos épicos. Consta de quince secciones, 231 poemas y más de quince mil versos.

A partir de la publicación de Canto General, Neruda consagra su obra y reconocimiento internacional. Para gran parte de la crítica literaria, es esta una de las obras cumbre en la producción nerudiana e incluso, latinoamericana. Alejado totalmente de la introspección que caracterizaba a sus primeros poemas, Canto General asoma como una crónica de cuño enciclopédico que, combinando literatura e historia, procura reconstruir y evocar las vicisitudes del hombre americano por lograr su destino colectivo de liberación y plenitud.

 

comparte
reloj

Hace 156 años...

Rosalía de Castro publica Cantares Gallegos

La publicación de Cantares Gallegos por Rosalía de Castro fue el 17 de mayo de 1863 en Vigo, la fecha que marca la referencia para la celebración del Día de las Letras Gallegas. La obra está muy influenciada por las cantigas populares gallegas.

El prólogo de Cantares gallegos contiene un alegato reivindicativo de Galicia y sus gentes. La intención de Rosalía era cantar las bellezas de su tierra, los encantos del paisaje de Galicia y sus gentes, dando a conocer algunas de sus poéticas costumbres, que conservan cierta frescura patriarcal y primitiva, y borrando así las visiones denigratorias. Esto lleva aparejado el empleo y la defensa de la lengua gallega: mostrar, dice, “que nuestro dialecto dulce y melodioso es tan adecuado como el primero para todo tipo de versificación, muy lejos de esa versión degradada de la lengua de la que algunos hacen mofa”. Su única pauta es la oralidad: su gallego es el que oía hablar a su alrededor, lo que imprime a sus poemas naturalidad, sencillez y verdad.

Rosalía de Castro quiere ensalzar la belleza de su tierra utilizando su lengua gallega para que perdure y que los poemas se conviertan en un modelo histórico y literario de Galicia. También supone el inicio de una nueva época para las letras gallegas, nace: una literatura nacional escrita en lengua gallega.​​  Se presenta la situación de los campesinos para reconocer las identidades. Los versos inspiran un viaje único de alegría y melancolía. Las rimas crean una sensación musical que se convierte en un himno simbólico. A lo largo de la obra existe una voz femenina fuerte y emocional que nos explica un episodio importante de la historia de Galicia.​

Este año el Día de la Letras Gallegas se dedica a Antonio Fraguas Fraguas, nacido en Insuela, en la parroquia de Loureiro (Cotobade), en 1905 y fallecido en Santiago de Compostela en 1999, destacado historiador, etnógrafo, antropólogo y geógrafo galleguista. En 1923 fundó, junto a otros compañeros, la Sociedad de la Lengua, cuyo principal objetivo era la defensa de la lengua y la elaboración de un diccionario.

Este año se cumplen 20 años de la muerte de Fraguas, represaliado por el franquismo, amante de la historia de Galicia y estudioso de sus costumbres. Uno de los personajes más importantes en la historia de la cultura gallega.

comparte
reloj

Hace 102 años

Nace Juan Rulfo

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, conocido con Juan Rulfo, (Apulco, Jalisco, 1917 – Ciudad de México, 1986) es unos de los  grandes escritores, además de guionista y fotógrafo, mexicanos, perteneciente a la generación del 52.

Un solo libro de cuentos, El llano en llamas (1953), y una única novela, Pedro Páramo (1955), bastaron para que Juan Rulfo fuese reconocido como uno de los grandes maestros de la narrativa hispanoamericana del siglo XX. Su obra, tan breve como intensa, ocupa por su calidad un puesto destacado dentro del boom de la literatura hispanoamericana de los años 60, fenómeno editorial que dio a conocer al mundo la talla de los nuevos narradores del continente. En sus obras se presenta una combinación de realidad y fantasía cuya acción se desarrolla en escenarios rurales y posrevolucionarios de México.

Para Jorge Luis Borges, Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de toda la literatura.

Gabriel García Márquez escribió, al recordar su primera lectura de la novela: “Álvaro Mutis subió a grandes zancadas los siete pisos de mi casa con un paquete de libros, separó del montón el más pequeño y corto, y me dijo muerto de risa: ¡Lea esa vaina, carajo, para que aprenda! Era Pedro Páramo. Aquella noche no pude dormir mientras no terminé la segunda lectura. Nunca, desde la noche tremenda en que leí la Metamorfosis de Kafka en una lúgubre pensión de estudiantes de Bogotá —casi diez años atrás— había sufrido una conmoción semejante”.

Rulfo escribió también guiones cinematográficos como Paloma herida (1963) y otra excelente novela corta, El gallo de oro (1963). En 1970 recibió el Premio Nacional de Literatura de México, y en 1983, el Príncipe de Asturias de la Letras.

¿Cuál es la Comala, donde acontece la historia y la trama de la novela Pedro Páramo, que vivió, imaginó y escribió Juan Rulfo? En el  reportaje Las Comalas de Juan Rulfo se visitan los mapas narrativos de este clásico moderno.

comparte
reloj

Hace 82 años...

Nace Nélida Piñón

Nélida Piñon nació el 3 de mayo de 1937 en Río de Janeiro, Brasil, hija de padres gallegos inmigrados en los años veinte desde el municipio pontevedrés de Cotobade.

Comenzó a escribir a los diez años. Cursó estudios de Periodismo y su consagración como escritora llegó con la publicación en 1961 de Guía Mapa de Gabriel Arcanjo.

Entre los galardones recibidos se cuentan el premio de literatura latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1995), el más importante de América Latina (fue la primera mujer en recibirlo y el primer autor en lengua portuguesa); el premio Menéndez Pelayo (2003), en reconocimiento a su labor como docente e investigadora en el campo de las humanidades y a su obra de creación literaria, y el Príncipe de Asturias de las letras (2005), “por su incitante obra narrativa, artísticamente sustentada en la realidad y la memoria, y también en la fantasía y los sueños”.

En 1989 Nélida Piñon fue elegida para ocupar el sillón número 30 de la Academia Brasileira de las Letras (ABL), institución de la que fue secretaria general y que presidió en 1996-1997, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese cargo y en la primera del mundo en presidir una academia literaria nacional. También es miembro de la Academia de Ciencias de Lisboa y de la Academia de Filosofía de Brasil.

Es conocida por su labor como activista contra el régimen militar de Brasil y defensora de los derechos humanos y de la mujer. Durante toda su carrera, su actividad diaria se ve compaginada con su labor como escritora visitante y conferenciante en diversas universidades de todo el mundo.

Entre sus obras: Tempo das frutas (1966), Sala de Armas (1973), La República de los Sueños (1984) y Vozes do Deserto (2004). Entre sus obras de carácter biográfico y ensayístico destacan Aprendiz de Homero (2008) y La épica del corazón (2017).

comparte
reloj

Hace 19 años...

Muere Antonio Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo (Guadalajara, 29/9/1916-Madrid, 28/4/2000) fue un dramaturgo y pintor español, ganador del Premio Lope de Vega en 1949, del Premio Cervantes en 1986 (por primera vez otorgado a un dramaturgo) y el Premio Nacional de las Letras Españolas en 1996 . La crítica ha clasificado su obra en teatro simbolista, teatro de crítica social y dramas históricos.

Desde su infancia se interesa por la literatura, sobre todo por el teatro. Estudia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, acusado de “adhesión a la rebelión”, permanece en prisión desde 1939 hasta 1946. Allí coincide con Miguel Hernández y entablan una fuerte amistad. Al ser puesto en libertad comienza a colaborar en diversas revistas como dibujante y escritor de pequeñas piezas de teatro.

En 1949 debuta con la publicación de Historia de una escalera, galardonada con el Premio Lope de Vega y que tuvo un gran éxito de público. Esta obra que marcó un hito en el teatro de la postguerra y se puede calificar como el drama de la frustración social visto a través de tres generaciones de la clase media baja.  Entre sus obras destacan también La tejedora de sueños, La señal que se espera, Casi un cuento de hadas, Un soñador para un pueblo, El concierto de San Ovidio, Aventura en lo gris, El tragaluz o Las Meninas, cuyo estreno en 1960 obtiene un éxito sin precedentes.

En 1971 ingresa en en la Real Academia Española. 

Compagina su éxito en el campo de la literatura con su otra gran pasión, la pintura y en 1993 publica Libro de estampas, donde se recogen pinturas acompañadas de textos inéditos del autor. En 1997 publica su última obra, Misión al pueblo desierto, estrenada en Madrid dos años después de su muerte.

 

 

comparte
reloj

Hace 540 años...

Muere Jorge Manrique

Jorge Manrique (Paredes de Nava, Palencia, o Segura de la Sierra, Jaén 1440 – Santa María del Campo Rus, Cuenca, 24 de abril de 1479)​ fue un poeta castellano del Prerrenacimiento, sobrino del también poeta Gómez Manrique. Es autor de las Coplas a la muerte de su padre, uno de los clásicos de la literatura española de todos los tiempos.

Hijo de don Rodrigo Manrique, Maestre de la orden de Santiago y entroncado con el linaje de los Lara, una de las más antiguas familias de Castilla. Sabemos además que fue poeta cortesano y a su vez hombre de armas, aunque no se tienen muchos más conocimientos sobre su persona.

Su poesía se sitúa dentro de la corriente cancioneril del siglo XV. Su producción poética menor, reunida en un Cancionero, está formada por medio centenar de composiciones breves, en su mayor parte de tema amoroso, que siguen los cánones trovadorescos y cortesanos de finales de la Edad Media. Más originales son sus piezas burlescas, como las Coplas a una beoda o Convite que hizo a su madrastra.

Coplas a la muerte de su padre es una dolorosa elegía en la que lamenta sentenciosa y melancólicamente la inestabilidad de los bienes de la fortuna, la fugacidad de la vida humana y el poder igualatorio de la muerte. La virtud personal es lo único que desafía al tiempo y al destino. Tras una reflexión filosófica con la esperanza de una vida futura, hace el elogio fúnebre de su padre.

El poema es uno de los clásicos de la literatura española de todos los tiempos y ha pasado al canon de la literatura universal. Lope de Vega llegó a decir de ella que «merecía estar escrita en letras de oro». En ella se progresa en el tema de la muerte desde lo general y abstracto hasta lo más concreto y humano, la muerte del padre del autor.

comparte
reloj

Hace 403 años...

Muere Miguel de Cervantes

Arsenio Escolar.- Hoy se cumplen 403 años de la muerte de Cervantes. O puede que no. Sobre la vida de nuestro más señero escritor hay más incertidumbres que certezas, quizá la única es que Cervantes era manco.

Quizá era de familia de judíos conversos. Tal vez era homosexual (o impotente). Él se confiesa tartamudo, pero quizá bromeaba. ¿Era un iletrado? ¿Un camorrista, un duelista con delitos de sangre? ¿Un corrupto que metió la mano en fondos públicos? ¿Proxeneta de sus propias hermanas? ¿Reaccionario o progresista? ¿Seguro que nació en Alcalá, o fue en Madrid, Esquivias, Córdoba, Sevilla, Consuegra, Alcázar de San Juan, Lucena, Madridejos, Herencia, Toledo…? Transcurridos 472 años del nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, la vida del primer escritor español sigue envuelta en dudas. Hasta sobre su nombre: ¿por qué Saavedra si su madre era Leonor de Cortinas? Hasta sobre su rostro: el cuadro que guarda la Real Academia de la Lengua, que se atribuye a Juan de Jáuregui, ¿realmente es el retrato de Cervantes? Uno de sus biógrafos, Jean Canavaggio, lo pone en duda.

Fue bien entrado el siglo XVIII cuando Alcalá de Henares se convirtió en casi segura cuna de Cervantes. Había aparecido la partida de bautismo. Pero aún pleitean por el honor muchos eruditos locales de las poblaciones antes enumeradas. Entre los que admiten Alcalá hay discrepancias sobre la fecha del nacimiento. El bautismo de ese Miguel de Cervantes fue el 9 de octubre de 1547, y lo usual era celebrarlo 10 días después del natalicio. Eso y el nombre que le impusieron al retoño lleva al 29 de septiembre, día de San Miguel. Más confusión: en 1582 el Papa Gregorio XIII reformó el calendario y saltó 10 días, los que los almanaques habían atrasado respecto al movimiento real de la Tierra. Y así, el 29 de septiembre de cuando quizá nació Cervantes corresponde en la astronomía con nuestro 9 de octubre.

De la infancia y primera juventud de Cervantes poco se sabe. La familia fue muy trashumante, y en aquellos años los conversos cambiaban mucho de domicilio para borrar pistas de su pasado. El padre era cirujano, oficio en el que menudeaban los conversos. Todo ello (y algunas chanzas en la obra cervantina sobre la limpieza de sangre) le sirvió a Américo Castro para lanzar la hipótesis de que los Cervantes eran judíos conversos. De la formación del escritor no faltan presunciones: que si estudió con los jesuitas en Sevilla, que si en la Universidad de Salamanca, que si era un iletrado que no sabía latín, un “ingenio lego”.

El siglo pasado se halló en el archivo de Simancas una orden de prendimiento contra un Miguel de Cervantes por malherir en duelo a un Antonio de Sigura. A los cervantistas se les encendió una luz: eso explicaría por qué Cervantes se marcha en 1569 a Italia, donde estuvo al servicio del cardenal Acquaviva. Pero pronto vuelve la oscuridad: si aquel Cervantes era nuestro Cervantes, ¿por qué no se le detuvo cuando volvió a España, años después?

¿Se embarca en la flota de Lepanto por hacer fortuna o por impulso cristiano contra el infiel? Y allí -en esto hay certeza- resulta herido y pierde el uso de la mano izquierda: es el manco de Lepanto.

Preso en Argel durante cinco años, intenta cuatro veces la fuga. Fracasa en todas, pero no sufre castigo. Una estudiosa italiana, Rosa Rossi, basa en ello (y en el papel que las mujeres tienen en la obra cervantina) una controvertida hipótesis: era homosexual, el favorito del rey de Argel.

Rescatado y vuelto a España, se casa con Catalina Palacios, pero la convivencia dura poco. Era impotente, dicen algunos tratadistas. Y lo basan en que no tuvo hijos y en versos anónimos que así le zaherían.

Alcabalero y recaudador de contribuciones en Andalucía a finales de siglo, es encarcelado al menos dos veces. ¿Por error contable? ¿Porque metió la mano en la caja? No hay respuestas definitivas.

En Valladolid vive con dos de sus hermanas y con Isabel Saavedra: ¿su hija? ¿su sobrina? Y en la puerta de la casa resulta acuchillado Gaspar de Ezpeleta. El juicio apunta que las cervantas llevan vida casi prostibularia, y que Miguel consentía, quizá promocionaba.

Muere en Madrid, tal vez de una afección cardiaca, tal vez de hidropesía, el 23 de abril de 1616, y es escritor tan indiscutible (en eso están de acuerdo todos los expertos) que su muerte da fecha al día del libro. Nueva polémica: según Astrana Marín, murió el 22. Y lo argumenta. ¿Habrá que cambiar la celebración?

comparte
reloj

Hace 69 años...

El poeta chileno Pablo Neruda publica ‘Canto general’

Hace 156 años...

Rosalía de Castro publica Cantares Gallegos

Hace 102 años

Nace Juan Rulfo

Hace 82 años...

Nace Nélida Piñón

Hace 19 años...

Muere Antonio Buero Vallejo

Hace 540 años...

Muere Jorge Manrique

Hace 403 años...

Muere Miguel de Cervantes