PATROCINADORES
INSTITUCIONES
Junta castilla
jcm
Junta Extremadura

Archiletras

Archiletras es posible gracias al apoyo de las siguientes empresas e instituciones

Junta castilla jcm
14 May 2020
Compartir
Traducción

La crisis de la COVID-19 deja a los traductores profesionales de libros en la estacada

Redacción

Los retrasos de los pagos, la cancelación de proyectos de traducción y los problemas con las ayudas ofrecidas por el Gobierno, sus principales problemas

La pandemia originada por el coronavirus a nivel mundial está afectando a todos los sectores y las consecuencias inmediatas ya se han dejado sentir entre los traductores editoriales, al igual que en el resto del sector editorial.

Ante esta crisis generalizada que vive el sector en España, la junta de ACE Traductores ha realizado una una encuesta a los profesionales de la traducción editorial para conocer las primeras consecuencias que está teniendo en este sector. En la encuesta han participado 205 traductores, un 70,73% son mujeres.

La conclusiones describen un panorama preocupante ante las primeras consecuencias de la crisis en el sector y la creciente incertidumbre entre los traductores encuestados, motivada por los retrasos de los pagos y por la cancelación de proyectos de traducción, una situación que afecta a un tercio de los encuestados.

Asimismo pone de manifiesto la necesidad de incrementar la transparencia en la relación con las editoriales, puesto que, si bien se trata de casos marginales, se han producido ciertas irregularidades como la distribución gratuita de ediciones digitales sin informar a los traductores, y, lo que en su opinión resulta más preocupante, la digitalización de obras sin contrato de cesión específico.

Respecto al impacto de las medidas de urgencia ofrecidas por el Gobierno central para los autónomos afectados por la crisis, los resultados indican que más de la mitad de encuestados no se ha beneficiado de ninguna de las ayudas, ya que muchos no pueden justificar un descenso en la facturación del 75 % con respecto a los seis meses anteriores. La explicación sería que este sector se caracteriza por encargos largos contratados con varios meses de antelación, por lo que notarán el impacto a medio y largo plazo y será entonces cuando necesiten las ayudas.

Dadas las peculiaridades de facturación de los traductores de libros (sin regularidad mensual), desde ACE Traductores proponen que la reducción del 75 % de los ingresos no se estime tomando como referencia la media de los últimos seis meses, sino de los últimos tres años, como ocurre en el Reino Unido, Noruega y Suecia

Una gran mayoría de los profesionales de la traducción editorial entiende que paliar los efectos de la crisis en el sector pasa por ayudar a la cadena del libro en su conjunto: imprentas, distribuidoras, librerías y editoriales, siempre que se comprometan a no empeorar las condiciones laborales de sus colaboradores.

Dado que las respuestas se han recogido tan solo un mes después de la declaración del estado de alarma, ACE  Traductores tiene previsto llevar a cabo una segunda encuesta de seguimiento sobre las consecuencias a medio y largo plazo, que permitan comprobar si las inquietudes iniciales ante la crisis acaban cumpliéndose.